Nacho Jiménez, comenzó su andadura en el mundo del vino en Lavinia (Madrid) y tras un tiempo en la Ruta del Vino (Santander) se incorporó a las filas de Alma Vinos Únicos dónde lleva más de 10 años. Químico y Master en Viticultura y Enología por la Universidad Politécnica de Madrid, también elabora vinos en Cebreros, Salamanca, Rías Baixas y Rioja. Es además catador de MundoVino.

¿Nacho de dónde viene tu pasión por el vino?

Yo soy madrileño y a pesar de vivir en una gran ciudad siempre he sido un apasionado de la pesca, del monte y de todo lo que rodea la naturalez, me gusta salir de la ciudad para ver el cielo. Este amor por la naturaleza junto con la afición por el vino que me transmitió mi familia tuvieron que ver en que me se viera atraído por este mundo.

¿Y finalmente estudiaste Químicas?

Sí, mi idea era haber estudiado Ingeniero de Montes pero acabé en Químicas, no me gustaba nada. Años después, un amigo con el que actualmente elaboro vino en Rioja,  me habló del Master en Viticultura y Enología en la escuela de agrónomos y ahí retomé mi vocación y encontré mi pasión.

Dices que los vinos franceses te hicieron ver otras cosas. ¿Cuándo sucedió eso?

Mientras estudiaba el master trabajé como dependiente en Lavinia. Allí acabé siendo responsable de la sección de vinos franceses, vinos de los que me enamoré profundamente. Champagne, Loire, Ródano pero particularmente Bourgogne…me dejaron totalmente impactado y efectivamente me hicieron ver otras cosas y descubrir el tipo de vinos que a mi más me gustaban.

Tras Lavinia, llega Alma Vinos Únicos y La Tintorería.

Si el tipo de vinos que me interesaban me llevó a Alma Vinos Únicos. En 2009 también iniciamos La Tintorería, una tienda de vinos en Madrid en la que también se organizan catas y en definitiva vendemos los vinos que nos gustan.

¿Y además de vender vino también lo elaboras?

Si lo que  siempre quise fue elaborar vinos y comencé con diferentes proyectos. Empezamos en 2009 con Raúl Pérez en Cebreros dónde actualmente elaboramos tres vinos bajo el nombre de Viñedos del Jorco, dos de ellos a partir de un viñedo plantado en 1915 que compramos en 2015. La viticultura de Cebreros, en vaso,  es una de las más bonitas de España. En 2012 en la Sierra de Francia conn Mandragora Vinos, en 2013 en Rías Baixas con Narupa Vinos  y en 2015  en Rioja con 3Viñerones. Siempre poca producción y proyectos pequeños, con alma.

¿Y que nos puedes decir de la zona que nos ocupa hoy, el Ródano?

Para mí el Ródano es una de las grandes zonas de Francia y es dónde la Syrah me parece de verdad. He probado otras syrah de otras regiones pero ninguna me ha mostrado lo que logro encontrar en el Ródano. Luego en el sur, en la parte de Châteauneuf-du-Pape se encuentra Château Rayas, una referencia, la mejor garnacha que he probado nunca.

Irene Guede Arboniés
La Chica de la Garnacha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *